Ana Marcello, diputada por León

¿Honestamente?

De lo acontecido el miércoles pasado se aventuran dos conclusiones: el PSOE ha elegido y Ciudadanos cumple la misión para la que ha nacido. Frente a la posibilidad de llegar a un acuerdo con las fuerzas del cambio, el partido de Sánchez ha cerrado legítimamente un acuerdo con la derecha que representa su claudicación a la política económica y laboral del señor Garicano. Ciudadanos, por su parte, fiel a sus principios fundacionales, consigue evitar un pacto de gobierno capaz de modificar el rumbo de las políticas que han sido tan lesivas para la mayoría social. Aquello que fue pensado como un ‘Podemos de derechas’, en boca del presidente del Banco Sabadell, cumplió con su función de partido-tapón evitando lo que habría podido ser un pacto de gobierno capaz de cambiar el rumbo de las políticas de recortes en nuestro país.