Iñigo Errejón

El bloque reaccionario y la disputa por la democracia

Los resultados de las elecciones en Andalucía y la victoria del tripartito —más o menos explícito— de las derechas parecen haber inaugurado una estación nueva en el convulso proceso político español. El dato fundamental de las elecciones andaluzas fue la hipermovilización de las opciones antes conocidas como conservadoras y la desmovilización de las progresistas. Andalucía parece haber inaugurado un clima político, que no se mide tanto en los números o las encuestas como en la correlación moral de fuerzas: